EL METODO PEPE CÁCERES

El objetivo de nuestros talleres no es "formar artistas", sino estimular en los chicos la natural capacidad creativa, de manera que, la creatividad inherente del ser humano se active y, se sume, a la eficiencia que adquieren en los estudios académicos, como una herramienta más completa para solucionar los difíciles problemas que deberán enfrentar en el mundo de su adolescencia y adultez.

Cuando un niño es estimulado desde el arte, inventando, pintando, dibujando, diseñando objetos y juguetes, haciendo escultura, etc., en realidad estamos estimulando la capacidad de: unir, relacionar, coordinar, definir, programar, inventar, solucionar e implementar:

Imágenes: cuando imagina lo que quiere pensando en imágenes.
Preferencias: cuando decide lo que quiere de acuerdo a sus gustos personales.
Información: cuando la información propia de cada edad determina la forma.
Tecnología: cuando decide cómo lo va a realizar.
Color: cuando decide qué color o colores tendrá.
Forma: cuando decide qué forma tendrá.
Textura: cuando decide si será liso o texturado.
Funcionalidad: cuando decide si será para usar o no.

El Método de las Construcciones Sensibles

El Método de las Construcciones Sensibles fue diseñado con el propósito de que niños y niñas realicen operaciones artísticas tendientes a estimular en ellos la percepción de la totalidad, teniendo como objetivos el reconocimiento del propio potencial creativo, lograr el anclaje de las diferentes estrategias creativas y provocar que estas estrategias sean puestas al servicio de la comunicación humana.
Para ello, la actividad del Taller Escuela José María ìPepeî Cáceres se desarrolla en el contexto de una instalación (en el sentido que una instalación tiene en el Arte Contemporáneo) a fin de que todo lo que allí suceda supere los límites de la pintura y la escultura ( aunque utilice sus técnicas) para crear una nueva forma de arte independiente y autosuficiente.
Al formar parte de la instalación, niños y niñas perciben permanentemente diferentes enfoques que provienen del espacio mismo en que se mueven y de los objetos que los rodean: atriles verticales para pintura, atriles para escultura, telas, paletas, pinceles, delantales, arcilla, madera, etcétera... Y así la percepción se convierte en proceso.
Partiendo de este concepto, surge un principio de acción: jugar a ser artistas, y también una narrativa visual: el taller del artista.


JUGAR A SER ARTISTAS - Las reglas del juego

Todo juego tiene sus reglas, y en el de ser artistas que propone este Método, hay seis que deben ser respetadas:

Igualdad: No hay diferencias significativas entre participantes e instructores al momento de crear. Se refiere a la “sensación” de vértigo que provoca la hoja , la partitura ,la tela en blanco. En esos momentos la única diferencia está dada por la mayor experiencia del maestro.

Respeto: Define el espacio espiritual en donde se trabajará a partir del contenido: la creación no discrimina entre niños o adultos, no discrimina entre arte, ciencia u otra manifestación del ser humano, no discrimina entre individuos o grupos, ni entre sexos o razas. La creación no discrimina.

Humor: Para tomar distancia de las creencias y preconceptos, trabajamos el sentido de la vista, el oído, el tacto, el gusto, el olfato y el humor.”El humor es un sentimiento de distancia” afirmaba el gran maestro del teatro, B. Brech.

Responsabilidad: Un niño tiene necesidad de amor, de seguridad, de autoestima y de manifestarse. Un niño seguro es feliz; si es feliz es un adulto seguro. Un adulto seguro es responsable y una sociedad responsable es la suma de individuos responsables.
Es así que el maestro “debe crear” un espacio para que el niño elabore su creatividad en expansión, pero con límites .
Entendiendo los límites como una forma de contener y no de reprimir.

Atención: Sostenemos que la atención es el estado más propicio para la creación que la concentración. La atención permanece abierta, en estado de alerta y expansión; la concentración, en cambio, tiende al aislamiento.

Mímica: Usamos la mímica y la repetición , como una forma de jugar a ser ,inspirada esta técnica en las puestas en escena del director polaco T. Kantor y como lo hacen los niños en sus juegos. “Dale que sos Picasso”, por ejemplo.

Con estas reglas o premisas, el Método se desarrolla en cinco pasos que toman la forma de cinco ceremonias:

1ro) Ceremonia del encuentro:
a) Es en donde se toma contacto con los instructores y compañeros por medio de juegos de presentación. b) El distanciamiento de las creencias y preconceptos, a través de historias que se cuentan acerca del arte y los artistas.

2do) Ceremonia del descubrimiento o la del falso mago:
Es la respuesta a ¿cómo se hacen las cosas? a) Tomamos el compromiso de ser artistas, es decir que ante la “tela en blanco” no hay diferencias entre instructores y niños. b) Nos vestimos de artistas. c) El instructor muestra una obra de arte y descubre la estrategia que subyace en ella. d) El instructor descubre su propia estrategia creativa haciendo referencia a que fue aprendida y enseñada por otros artistas. e) Presentación del Señor de los Colores, quien presenta a los señores materiales y los entrega.

3ro) Ceremonia de la acción: o de vestirse como artistas:
Comienzo de la música y /o los juegos para vestirnos de artistas
Es un estado altamente emocional y de gran ansiedad en los chicos.
a) La tensión: los instructores contienen las situaciones de incertidumbre ante la
tela en blanco.
b) La iluminación: es la alegría del hacer.

4to) Ceremonia del espejo o la del trabajo:

Son las respuestas a las siguientes preguntas: ¿ logré lo imaginado? , ¿lo logrado está muy lejos de lo imaginado?
a) Un paso mas allá del “test del dulce de leche” ( me gusta/no me gusta).
b) Introducción del concepto de “interesante”.

5to) Ceremonia de la despedida:
Reflexión acerca de: ¿qué hice? ¿cómo lo hice?
a) Los trabajos son exhibidos.
b) Devolución de útiles y herramientas al Señor de los colores.
c) Quitarse las ropas de artista.
d) Recorrido de la exposición. Opiniones acerca del conjunto exhibido (percepción de la individualidad en el conjunto).
e) Inventar diversas formas de despedida.

Cada taller en donde se juega a ser artistas es, para los instructores de este método, una nueva tela en blanco en donde realizar un obra porque solo así es posible mantener la pasión por crear y correr riesgos. Rosalía de Castro, poeta gallega, decía: “Desde aquí veo un camino que no sé adónde va, y por eso lo seguiré”; el artista de todos los tiempos actúa con este patrón de inteligencia. Pero es claro que nadie nace artista, médico, ingeniero. Es posible tener una inclinación y ciertas cualidades naturales que hay que cultivar y desarrollar con la disciplina del aprendizaje para que se extiendan a otras facetas de la vida.
Frente a las cosas que les preocupan, niños y jóvenes nos trasladan siempre las mismas preguntas: ¿cómo se modelan las cosas? ¿qué herramientas están a mi alcance para modelar? ¿ qué relaciones existen entre una cosa y las otras y entre las que puedan llegar a existir?
En nuestros talleres hemos encontrado un tipo de respuesta que, en nuestra experiencia, es la más satisfactoria: respondemos haciendo, no diciendo que hacemos. Directamente, hacemos. Mostramos que las cosas son posible de hacer, que hay inteligencias diferentes para una formulación matemática, una pintura o una danza, y que es posible acceder a esas inteligencias.
Sostenemos que el arte es abarcativo a todas las actividades del hombre. Al fin y al cabo, pintar, bailar, hacer esculturas, resolver ecuaciones, practicar deportes, construir puentes y caminos, son todas manifestaciones del hombre. No son el arte en sí, pero pueden serlo. A nuestro entender, el arte convive silenciosamente en el interior de cada ser humano.
En nuestro talleres ponemos todo esto en evidencia. Mostramos cómo hacemos las cosas. Mostramos que lo que decimos lo sabemos hacer y aclaramos cómo y con quién aprendimos y las dificultades por las que pasamos para poder aprender .
También aclaramos lo que no sabemos hacer. Las consecuencias directas a lo largo de todos estos años es que nos creen. Así como la obra de arte tiene sentido de verdad, los niños nos creen porque nuestras acciones también lo tienen, y sabemos que de ello depende la eficacia de nuestro trabajo.
Por eso nuestra tarea con los niños consiste en estimular en ellos la valentía de enfrentar lo desconocido. Cada taller es una obra y esta es la otra gran lección del arte: cuando se tiene algún logro, algún punto de luz nacido entre las cenizas, debe uno aprender a mantener la distancia justa con lo logrado de manera tal que no nos ciegue al acercarnos y no nos desterremos al alejarnos. Pero no hay que retener ese punto de luz: hay que pasarlo a los demás como una posta luminosa en medio de la oscuridad.


(#) BIBLIOGRAFIA

Odyseas Elytis, Seis y un remordimientos para el cielo, Ed. Argonauta , Bs.As. Barcelona.
Buscaglia José, La enseñanza del proceso creativo, Revista Argentina para el desarrollo de la inteligencia Año III/7
Francastel Pierre, Sociología del arte, Alianza – Emece, Madrid.
Grinder Jhon- Bandler Richard, De sapos a príncipes, Ed. Cuatro Vientos Chile.
Hawking Stephen, La dirección del tiempo, Revista Física Nº 8 y 9 Bs As 1988.
Klee Paul, Teoría del arte moderno. Ed. Calden BsAs.
Paz Octavio, Los signos en rotación, Alianza Ed. Madrid.
Satir Virginia, Ejercicios para la comunicación humana, Ed Pax, México.
Bhon David, Algunas observaciones sobre la noción de orden, (Hacia una biología teórica) Alianza, 1970.
Bateson Gregory, Espíritu y naturaleza, Ed.Amarrortu Bs As.
Matisse Henry, Reflexiones sobre el arte, Ed. Emece Bs As 1988.
Baxandall Michael, Pintura y vida cotidiana en el Renacimiento, Ed. Gustavo Gili, BsAs,Barcelona 1978.
Lucie-Smith Eduard. Movimientos en el arte desde 1945, Ed. Emece, Bs As.
Carlos Espartaco El estupor del arte /ed.Galianone 1984,El discurso del arte (Fondo Nacional de las Artes) 1986.
Estético Provisorio Ed.Fundación Klemm 1998.